¿Qué le pasó a mis rosas este verano?

May 25, 2020

Desde hace un par de años que venimos recibiendo consultas muy similares respecto del cuidado de las rosas en verano, especialmente en la zona central, donde las temperaturas han estado bastante por encima de los promedios históricos. En nuestro vivero de Curacaví también hemos visto daños similares a los descritos por clientes. Acá les contamos en forma sencilla las conclusiones a las que estamos llegando al respecto.

 

 

              Hay que partir por decir que en la medida que la sequía aumenta y se convierte en un estado más permanente que ocasional, las cuencas comienzan a llevar muy poca agua y la cantidad de sales disueltas, cada vez en menos agua, comienzan a alcanzar concentraciones que se acercan a niveles nocivos para algunas plantas. Esto lo vemos en el gradual aumento de la salinidad de las aguas de riego. Este aumento no es la causa por si sola, pero en la mitad del verano, con temperaturas que los últimos años han alcanzado los 40 grados la mantención de plantas a pleno sol se hace muy compleja, especialmente en zonas con una humedad relativa muy baja, donde debemos regar en forma diaria, acumulándose estas sales en el perfil de suelo y pudiendo llegar a niveles dañinos. Por eso, la sintomatología desaparece cuando bajan las temperaturas y comenzamos a disminuir la frecuencia de riego.

 

Entendiendo que el problema va por ahí, lo que estamos recomendando es no poner rosas en macetas con sol durante todo el día. Es sabido que en los maceteros las sales se acumulan en forma importante, ya que es mucho más difícil lograr el desplazamiento de estas sales hacia el fondo del macetero y su posterior eliminación. Para rosas en macetas recomendamos sol de mañana e idealmente combinar con un cubresuelo que evite el calentamiento de la maceta.

 

Las plantas de rosas plantadas en el suelo directo resisten mucho mejor esta condición ya que si hacemos riegos profundos podemos desplazar las sales fuera de la zona de raíces, evitando el daño característico en el follaje. Por lo mismo, en jardines con riego automático, sea con goteo, aspersores o microaspersores, la recomendación es, al menos una vez al mes regar con manguera, inundando el perfil de suelo, de forma de lograr lixiviar (lavar) sales de la zona de raíces. Esto ocurría en forma natural todos los inviernos, con las precipitaciones abundantes de hace algunos años era suficiente para poder comenzar la primavera con un suelo con bajo contenido de sales.

              Existe una serie de productos y enmiendas orgánicas que se pueden usar al momento de plantar sus rosas, que ayudan a mejorar la estructura del suelo, facilitando la lixiviación de sales del perfil, pero siempre será necesario aplicar agua en forma abundante con cierta periodicidad para lograrlo. Hablaremos sobre enmiendas y sustratos para plantación de rosas y otras plantas en próximos blogs.

              Esperamos poder colaborar con este blog a que puedan disfrutar en la próxima primavera de sus rosas.

 

 

Franco Santoro B.

Ing. Agrónomo

 

Franco Santoro B.

Ing. Agrónomo

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Tel: 964086868

Contáctanos: Ventas Internet

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Telefóno: (56) 962091171   /  ventas@botti.cl

Horario y teléfonos de nuestros locales: Hacer click aquí

  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black